Legalismo

Usted Podría ser Un Fariseo Si. . . . .

Posted on

ESJ-2017 0407-003

Usted Podría ser Un Fariseo Si. . . . .

Por Cameron Buettel / John F. Macarthur
Mateo 23:1-33

Las probabilidades son buenas de que alguien, en algún lugar, en algún momento te haya llamado fariseo. Las probabilidades son incluso mejores que usted ha abofeteado esa etiqueta sobre alguien más.

No es ninguna sorpresa que el nombre "Fariseo" lleva un estigma leproso. Son los villanos virtualmente cada vez que aparecen en las páginas de la Escritura. Jesús nunca tuvo nada bueno que decir sobre ellos. Y su autoridad legalista y pesada les convirtió en un flagelo para todo Israel, incluso para otros judíos piadosos.

Leer el resto de esta entrada »

El Legalismo y la Conciencia

Posted on

ESJ-2017 0327-003

El Legalismo y la Conciencia

POR CAMERON BUETTEL / JOHN F. MACARTHUR
1 Juan 2: 1-2

El legalismo se disfraza mejor cuando se instala en nuestras conciencias. Desde allí puede burlarnos, instándonos a hacer mejor y a esforzarnos más en nuestra débil existencia caída.

Tales conciencias acosadas por culpa anhelan ser calmadas. Invariablemente, la religión falsa entra en ese vacío, ofreciendo un sistema de obras. Las religiones hechas por el hombre son particularmente atractivas para los pecadores carentes desesperados por silenciar los gritos de sus conciencias.

Leer el resto de esta entrada »

Legalismo y Salvación

Posted on

ESJ-2017 0320-002

Legalismo y Salvación

Lucas 10:25-28

Por Cameron Buettel / John Macarthur

¿Alguna vez te han llamado legalista? ¿O acaso le has dado esa etiqueta a alguien más? Es una palabra que se arroja con alarmante frecuencia en los círculos religiosos, siempre como peyorativo. Pero, ¿qué tan bien entendemos el legalismo? Una acusación tan punzante no debe ser usada imprudentemente, o ignorantemente.

Leer el resto de esta entrada »

La Norma de Vida para los Cristianos

Posted on

ESJ-015 2016 1107-001

La Norma de Vida para los Cristianos

Por Alva J. McClain

La norma de vida es la voluntad de Dios, en el contexto de su gracia, dada por medio de nuestro Señor Jesucristo y revelada perfectamente en toda la palabra de Dios. Esto es tan importante que se debe aprender de memoria. Los elementos principales son:

a. La voluntad de Dios

b. En el contexto de su gracia

c. Dada por medio de nuestro Señor Jesucristo

d. Revelada en la completa y escrita palabra de Dios.

Leer el resto de esta entrada »

Los Peligros en Poner al Creyente Bajo la Ley

Posted on

ESJ-015 2016 1026-005

Los Peligros en Poner al Creyente Bajo la Ley

Alva J. McClain

1. Existen, por lo menos, tres maneras en que un sistema teológico puede ser construido con el propósito de poner al cristiano bajo la ley:

a. Un sistema pondría al cristiano bajo la ley total, incluyendo todos sus elementos y penalidades. Esto es el judaísmo puro.

b. Otro sistema pondría al cristiano bajo la ley moral con sus castigos. Esto es el legalismo moral.

c. Otro sistema pondría al cristiano bajo la ley moral pero despojada de sus debidas penalidades. A esto se le llamaría un legalismo "débil y pobre" (Gá. 4:9).

Leer el resto de esta entrada »

El Creyente y la Ley

Posted on

ESJ-015 2016 1022-001

El Creyente y la Ley

Por Alva J. McClain

1. ¿Está el creyente bajo la ley? Varias contestaciones, evasivas en carácter, se han dado a esta pregunta. La mayoría se basan en una definición errónea o inadecuada de lo que significa la ley.

a. Algunos opinan que el cristiano está bajo la ley moral, pero no bajo la ley ceremonial.

b. Otros dicen que estamos bajo la ley moral, pero no sujeto a sus castigos.

c. Todavía otros proponen que estamos bajo la ley moral como una regla para la vida, pero no para salvarnos. Señalan que estamos bajo la ley para la santificación pero no para la justificación.

d. Otro punto de vista es que estamos bajo el Sermón del Monte, no bajo la ley del Sinaí.

e. Otra curiosa proposición reciente es que el creyente está bajo "la ley de Dios", pero no bajo "la ley de Moisés". Según esta disposición "la ley de Moisés" es el sistema total de la ley dada en el Pentateuco, mientras que "la ley de Dios" es solamente los Diez Mandamientos.16 Tal distinción entre "la ley de Dios" y "la ley de Moisés" no tiene base en las Escrituras. Vea Lucas 2:21-24, 39 donde la misma ley se llama "la ley de Moisés" y "la ley del Señor" y la ley a que se refiere es ceremonial en su naturaleza. También, en Marcos 7:8-13 lo que "Moisés dijo" es identificado como "el mandamiento de Dios". El pasaje citado del Pentateuco incluye uno de los Diez Mandamientos y también la sentencia de muerte del código civil. Por otra parte, no seremos mal guiados por ninguno de los puntos erróneos mencionados arriba, si tenemos una definición firme y completa de la ley divina, es decir, que la ley de Dios en la Biblia es una ley, incluyendo los elementos moral, ceremonial y civil y es inseparable de sus castigos.

Leer el resto de esta entrada »

La Ley Escrita por Dios Dada a Israel

Posted on

ESJ-015 2016 1013-001

La Ley Escrita por Dios Dada a Israel

por Alva J. McClain

1. La ley escrita fue dada solamente a Israel en forma de un pacto. Como prólogo a los "Diez Mandamientos" en el Sinaí, Jehová habló a su pueblo por medio de Moisés, diciendo, "Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel . . . ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos" (Éx 19:3, 5). Después de recibir la ley en el Sinaí, leemos que Moisés "tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo" (Éx 24:7). Al comenzar a dar la ley, Dios le dijo que hiciera un record por escrito, "Escribe tú estas palabras, porque conforme a estas palabras he hecho pacto contigo y con Israel" (Éx 34:27).